Abortos en perros: cuidados veterinarios

964 25 09 69
Abortos en perros: cuidados veterinarios

En el último celo de tu perrita te apetecía tener cachorros y dejaste que la naturaleza siguiese su curso: buscaste a un macho que la cubriese y clínica veterinaria en Castellón te asesoró y guió en todo momento. Pasan las semanas y te das cuenta de que el animal no engorda, o bien encuentras sangrado y su comportamiento ha cambiado: está triste y sin apetito.

Se debe recalcar que en los perros los abortos son comunes, aunque eso no significa que no sea una situación de riesgo para el animal. Tu clínica veterinaria en Castellón hará un seguimiento del proceso evitando riesgos para el animal.

Los abortos naturales (no hablaremos aquí de los provocados para evitar un embarazo de riesgo) suelen ser causados por bacterias presentes en agua o comida, anomalías hormonales, accidentes y caídas, o parásitos.

El embarazo en los perros suele durar unos sesenta y cinco días, y hay que recalcar que el momento de mayor riesgo es a partir del día 30, a la mitad de la gestación. Es en ese momento cuando los fetos ya están casi formados y su crecimiento se acelera, por tanto, un aborto a partir de ese periodo tiene mucho más riesgo que si ocurre al principio de la gestación.

Una interrupción del embarazo durante las primeras semanas de desarrollo puede incluso pasar desapercibido por los dueños y por el propio perro y el cuerpo del animal absorbe los embriones sin más problema. En cambio, si a mitad de gestación apreciamos fiebre, cansancio, vómitos y diarreas son señales de que algo no va bien. Ante estos síntomas, o si hay pérdidas o vuestra perrita expulsa algún feto naturalmente hay que acudir al veterinario inmediatamente para evaluar la situación e incluso someterla a cirugía para la extracción de los embriones. Clínica Veterinaria San Francisco te guiaremos con la gestación de tu perrita para que todo salga bien.