El golpe de calor en los perros

964 25 09 69
El golpe de calor en los perros

Llevar a nuestro perro a esta clínica veterinaria en Castellón tras un golpe de calor es muy importante si queremos realizarle los análisis pertinentes y asegurarnos que no ha sufrido ninguna de las consecuencias que puede tener uno de estos golpes. La atención veterinaria urgente es la mejor manera de actuar ante este problema tan habitual en nuestras mascotas durante el verano.

Si vemos que nuestro perro supera los 42 grados es muy probable que esté bajo un golpe de calor. Mientras lo llevamos a la Clínica Veterinaria San Francisco debemos recordar estos consejos importantes. Hay que darle agua porque el golpe de calor está provocado también por la deshidratación. Unos cubitos de hielo para que los chupe también ayudarán. El agua no debe estar muy fría o helada ya que puede provocar vasoconstricción. Ponerle una bolsa con hielo en la cabeza también puede ayudar a que mejore su estado.

Por otro lado, en nuestro camino a la clínica veterinaria en Castellón debemos evitar seguir enfriándolo una vez que baje de los 42 grados porque podríamos provocarle una hipotermia. Tampoco es recomendable envolverlos en toallas o algo similar ya que no permitirá salir al calor, que es el objetivo.

Además del aumento de la temperatura, el golpe de calor se caracteriza por un aumento del ritmo cardiaco y una respiración difícil, cianosis, petequias, tambaleo, temblores y decaimiento de sus fuerzas, insuficiencia hepática y renal, hemorragias, fallos multiorgánicos o edema cerebral gastroinstestinal. Esto no quiere decir que tengan que darse todos los síntomas sino que se pueden ir produciendo si no les atendemos lo antes posible.