Identificar a tus mascotas con un microchip

964 25 09 69
Identificar a tus mascotas con un microchip

Si te encuentras un perro perdido, no tienes más que acercarte hasta cualquier clínica veterinaria de Castellón allí, utilizando un dispositivo especial con el que cuentan todos los veterinarios, podréis leer el código de su chip y, consultando ese código en el Registro Informático Valenciano  de Identificación de Animales (RIVIA), localizar a sus dueños.

La identificación de perros y gatos mediante la implantación subcutánea de un microchip es obligatoria en la Comunidad Valenciana desde 1994, una medida que se tomó, entre otras cosas, para poner freno al  enorme número de abandonos de mascotas. El microchip está recubierto de una pequeña cápsula de plástico biocompatible y se le coloca al animal en la parte lateral izquierda de su cuello. La colocación debe realizarse en una clínica veterinaria de Castellón antes de que el perro cumpla 3 meses de edad. Desde hace unos meses, las autoridades iniciaron una campaña específica para comprobar el cumplimiento de la normativa y, en caso de encontrar perros o gatos sin su correspondiente identificación, pueden imponer sanciones de hasta 3.000 Euros por cada perro que encuentren sin identificar.

Una vez colocado el chip, el veterinario da de alta en el RIVIA su número junto con su nombre y los datos de contacto de su propietario. A todos los efectos, la persona que aparece en el RIVIA como propietario del animal será responsable de todos los problemas que el perro pueda causar, así que, si el perro cambia de dueño, es recomendable notificar al RIVIA los datos de su nuevo dueño para evitar problemas.

Todos los años, antes de colocarle a cada perro la vacuna antirrábica, también obligatoria, en la Clínica Veterinaria San Francisco comprobamos que el número de identificación del chip que lleva el perro coincide con el que figura en su cartilla.

haz clic para copiar mailmail copiado